Mi bebé no quiere biberón, solo pecho, ¿que hago?…. Este LACTATIP que os traigo me lo habéis pedido vosotras así que muchísimas gracias MAMíferas y PAPíferos (de mi querido LACTATEAM) por seguir pidiéndome temas de los que queréis que os hable, porque así sé que son temas que os interesan realmente.

Pues bien, hoy os hablo de qué hacer cuando nos separamos de nuestro bebé y no quiere tomarse la leche que nos hemos extraído, cuando hace eso que llamamos las “huelgas de hambre” que se lo dejamos a una persona y no quiere tomarse la leche que nos hemos extraído. 

Si quieres ver este articulo de «Mi bebé no quiere biberón, solo pecho, ¿que hago?» en formato VIDEO puedes verlo aquí:

En este caso nos tenemos que plantear varias cuestiones como por ejemplo ¿cuánto tiempo vamos a estar fuera?

Porque no es lo mismo que le dejemos para irnos al cine a ver una película al cine y a cenar durante 2 a 3 horas ó nos vayamos por ejemplo a trabajar..

En esto quiero decirte que es importante que si por ejemplo la razón es la segunda (donde nos incorporamos al trabajo), no es necesario que vayamos empezando a probar a darle la leche con biberón O de otra manera desde 15 días antes ni nada. 

Yo no lo recomiendo porque al final lo que estaremos haciendo será adelantar todo ese momento de pasarlo mal innecesariamente ya que el tiempo que pasa al final el bebé 

Al final el bebé va a aprender a tomar la leche o va a aprender a adaptarse a esa nueva situación, en unos bebés la adaptación puede durar un poquito más y en otros menos, aproximadamente sobre los 15-20 días los niños ya aprenden a adaptarse a esta nueva situación de separación de su mamá.

El adelantar el inicio de esa angustia no tiene mucho sentido. Si es porque vais a empezar a trabajar, lo que debemos hacer en ese periodo de separación será ir practicando y viendo qué es lo que mejor funciona. Si vamos a estar fuera de casa poco tiempo (ej. por ejemplo ir a tomar algo),  los niños no se van a morir de inanición ni nada que se le parezca. Si no quieren comer es porque realmente no lo necesitan. Lo que hay que hacer es seguir ofreciéndole la leche cada poquito tiempo y si la quiere, fenomenal, pero nunca hay que forzar a un bebé a tomar la leche porque podemos producir el efecto contrario y genere rechazo y no la quiera de verdad. Así, como digo,   cada poquito tiempo podemos ir ofreciéndosela, un día quizá no la quiera, otro día quizá tome unas gotitas (lo cual veremos como un pequeño triunfo lo cual nos deja más tranquilas),  aun así siempre va a tomar menos de lo que nosotras desearíamos pero no te preocupes.

Es importante que sepas que cuando el bebé está separado de su madre bastantes horas lo que hacen normalmente es pasarse bastante tiempo dormidos pues como decimos parece  que ahorran energía y se reserva para cuando vuelve mamá a casa. Así, cuando vuelven a casa las mamás lo que hacen es que normalmente no se separan de la teta, esto es, no les deja ni un segundo estar fuera de la teta porque se han estado “reservando” para ese momento en el que llegará mamá a casa.

Otra de las preguntas que nos tenemos que hacer es el tiempo de vida que tiene el bebé.

Si tiene menos de 6 meses la opción que tenemos es la leche, donde quizá se nos puede complicar un poquito. Podemos probar a ofrecerle la leche materna de otras maneras y a lo mejor si no la quiere en un biberón puede ser en un vasito, en una cucharita con la opción de dedo jeringa para bebés más pequeños. Como os digo,  no hay que probar antes a utilizar todas estas técnicas pero sí es importante conocer estas técnicas porque por ejemplo el ofrecerle al bebé la leche en un vasito no se le puede ofrecer como nosotros bebemos de un vaso normal, en el caso de los bebés, hay que ponerle el vasito en los labios y que ellos la tomen la leche lamiendo como si fuera un gatito sacando la lengua. 

Si nuestro bebé tiene más de 6 meses, ahí se nos facilita mucho la situación porque podemos ofrecerle otros alimentos que no sea la leche hasta que nosotras volvamos.  En el caso de la leche, como decía, se trata de seguir probando hasta que veamos qué es lo que mejor funciona (vasito, dedo jeringa, etc.) a la vez que podemos probar a ofrecérsela y probar cuando no esté muy enfadado, cuando esté más despierto o más adormilado para probar en cada situación cuál funciona mejor en nuestro caso. Todo cuestión de ir probando hasta que algo vaya funcionando y llegue ese momento de adaptación.

Otro tema es que si ya ves que vas a empezar a separarte de tu bebé y vas a estar más tiempo fuera de casa, es importante que te vayas creando un pequeño “banco de leche” para que cuando estés fuera se la puedan ofrecer. Recuerda que sobre todo al principio, guardes la leche en pequeñas cantidades ya que no va a tomar grandes cantidades de leche hasta que se adapte a tomar la leche extraída y aprenda. La leche que finalmente no use hay que tirarla porque ya se consideraría contaminada y sería una pena.  Así, hay que intentar que la cantidad a desechar sea la mínima posible

Si quieres conocer más sobre cómo extraer la leche correctamente puedes ver los siguientes videos:

  • COMO EXTRAER LECHE MATERNA CORRECTAMENTE
  • COMO SACAR LA LECHE MATERNA CON SACALECHES  
  • COMO EXTRAER MÁS LECHE CON SACALECHES 

Ahora te voy a dar el LACTATIP que creo es de “oro”:

La persona que se quede al cuidado de tu bebé, debe familiarizarse mucho con él y sepa en qué momentos tiene hambre, en qué momentos tienen sueño, cómo calmarle, qué posturas le gustan más, etc. De esta manera ¡será todo mucho más fácil! Sabrá por tanto qué hacer cuando tu bebé no quiera biberón y solo pecho.

Si tu bebé rechaza la leche materna extraída, mira este otro vídeo 

Te recuerdo que si quieres ver ESTE POST en vídeo, puedes verlo en mi canal de Youtube:

Diana Martínez. Matrona

@dianamartinezlactancia


Leave a Reply

Your email address will not be published.