fbpx

Los 6 secretos más ocultos del postparto , ahora revelados

Cada vez oigo con más frecuencia la frase “el postparto es el gran olvidado”. Pero ¿cuánto de cierto hay en ella? 

Tengo que reconocer que, pese a que siempre os informo de todo con el respaldo de la evidencia científica, para resolver esta cuestión me basé en la experiencia de otras mamis como tú. Pensaba que esa era la manera perfecta de hacer esta investigación, como así fue.

Así que durante meses pregunté a mujeres que ya están en su postparto una pregunta muy sencilla: ¿Del 1 al 10 cuánto coincide la expectativa que tenías de tu postparto con lo que en realidad está siendo? 

Mi primera gran sorpresa fue la respuesta que han dado más del 70% de las mamis: “ni siquiera había pensado en mi postparto hasta que no llegó” 

De las que sí contestaron, y teniendo en cuenta que el 1 es “no ha coincidido para nada” y el 10 “está siendo exactamente como me había imaginado”, no es muy tranquilizador que más del 90%  respondieran con un 4 o menos. 

Tengo que aclarar que he excluido en esta encuesta (que además ha sido algo casero para hacerme una idea de en qué punto estamos en el postparto) a las madres a las que acompaño durante el embarazo y el postparto porque ellas ya han aprendido la gran lección de la importancia de conocer esta etapa.

¿Y cuál es la  razón de que el postparto sea el gran olvidado?

Habernos creído que sería otra etapa más de nuestras vidas que transitaríamos como cuando conseguimos un trabajo nuevo, nos cambiamos de ciudad, comenzamos una nueva relación de pareja o finalizamos los estudios y empezamos una nueva vida laboral: poniendo todas nuestras ilusiones en que lo haremos lo mejor que sepamos.

Pero el gran problema es que en el postparto no sabías que las hormonas harían de las suyas, que tendrías que adaptarte a un nuevo papel en tu vida que nunca habías ensayado y que cada día es un nuevo reto donde afrontar tus miedos más gigantes y experimentar el amor más puro con una diferencia de minutos.Y no lo sabías porque nadie te lo había contado, o le habían puesto en las redes sociales y películas un precioso filtro que había distorsionado la realidad. 

Así que te quiero desvelar los grandes secretos que ocultan esos filtros “instagrameros” para que sepas que no es que estés haciendo nada mal y sobretodo para que comprendas que PARA TU BEBÉ ERES LA MEJOR MADRE DEL MUNDO:

Secreto #1 Sentir que estás en una montaña rusa emocional no te hace más débil. Se llaman hormonas, y no pretenden hacerte la vida imposible. Simplemente están tan descolocadas como tú y sólo necesitan comprensión, cariño y tiempo para volver a su sitio. Quiérete en todos tus estados de ánimo y dales tregua, porque son parte natural de este momento. Un pequeño consejo si me lo permites: si alguien te viene con el cuento de “no llores a ver si vas a preocupar a la familia” o “por qué lloras si has tenido un bebé sano y precioso” ríete a carcajada limpia. Tienes todo el permiso a pasar del llanto a la risa en cuestión de segundos. Y puede acabar con un “son las hormonas”.

Secreto #2 No hay una madre mejor que otra. Me da igual si hablamos de pecho o bibe, de pañales ecológicos o desechables, de colecho o cuna, de escuela infantil o excedencia en el trabajo, de adaptarnos a los horarios del bebé o que él se adapte a los nuestros… me da igual. Porque cada madre y cada familia lo hace lo mejor que puede y siente que es para ellos, y en vez de un juicio debería haber una sonrisa de apoyo. Creo que  la frase que mejor describe una maternidad consciente es “no importa si nuestras crianzas son distintas, entiendo por lo que estás pasando y te apoyo”. Y sí, también apoyo sin juzgar a las mujeres “instagrameras” que no nos enseñan sus postpartos reales, porque no conozco su situación y si lo hiciera estoy segura de que las comprendería. 

Secreto #3 Tienes todo el derecho de echar de menos a la mujer que eras antes de que naciera tu bebé. Y no lo digo yo. Tienes todo el derecho por el hecho de ser tú quien has sabido adaptarte a todos los cambios que ha tenido tu cuerpo, aprender a cuidarte para que tu bebé creciera dentro de ti, utilizar tu enorme poder de madre en su nacimiento sea como fuera que ocurriera y de volver a adaptarte a toda la revolución tras éste. Tienes todo el derecho por ser madre. Y punto. La buena noticia es que la sensación de sentirte esa mujer volverá, y quizás lo haga de una manera mucho más maravillosa.

Secreto #4 Tu bebé no necesita una madre perfecta, necesita una madre feliz. Y supongo que en este punto ya habrás deducido que con feliz no me refiero a estar flotando sobre flores todo el día, sonriendo a todo el mundo y mostrando una imagen maravillosa que nos enseña el mundo de lo que es el postparto. Con feliz me refiero a que sabes que cuidarte a ti misma y mimarte cada día no es un lujo, es una prioridad. Que el ensayo-error no se da sólo en los laboratorios, si no que es la manera más ancestral de aprender a conocer a tu bebé. Que pedir que te ayuden, te traigan tuppers de comida y se encarguen de otras tareas para que tú puedas estar con tu bebé es de guapas. Y que tus pelos alborotados, tus camisetas mojadas de leche y tus ojeras de panda sólo te hacen parecer aún más guapa y maravillosa para nosotras, todas las mamis del mundo que te entendemos a la perfección.

Secreto #5 Que no se hable de algo no significa que no exista. Ese miedo cada vez que llega una etapa nueva, o cada vez que tu bebé se pone malito y no sabes si es motivo para llevarle al pediatra. Esa rabia cada vez que te dan un consejo que no te ayuda para nada. Esa incertidumbre cuando no sabes si lo estarás haciendo bien. Esa necesidad de estar sola aunque sea un momento. Esa impotencia porque sabes que es normal que tu bebé no duerma toda la noche y lo quieres hacer bien, pero de repente te atrapa el cansancio y te derrumba. Todas esas emociones que crees que solo estás viviendo tú…que no te atreves ni a contártelas a ti misma…¿sabes qué? Diría casi a ciencia cierta que a cada madre del mundo le ocurre lo mismo que a ti. Prueba a hablar de ello porque confío en que vas a encontrar más sonrisas de comprensión de las que creías.

Secreto #6 Para tu bebé eres la mejor madre del mundo. Sí, ya sé que esto ya te lo he dicho. Pero el secreto es que si eres tú la que te lo repites sintiéndolo de verdad, vas a notar como tus días empiezan a cambiar. 

Repite conmigo: “PARA MI BEBÉ SOY LA MEJOR MADRE DEL MUNDO”

Y punto 😉

Te mando un besito enorme,

Diana

Los 6 secretos más ocultos del postparto , ahora revelados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 + 19 =

Scroll hacia arriba