fbpx

Cómo hacer un destete respetuoso

¿QUÉ SIGNIFICA DESTETAR?

Destetar es dejar de dar el pecho al bebé de manera definitiva.

¿CUÁNDO  DESTETAMOS?

No hay una edad ideal para destetar, y teniendo en cuenta lo que nos dice la OMS “lactancia materna exclusiva durante seis meses, introducción de alimentos apropiados para la edad y seguros a partir de entonces, y mantenimiento de la lactancia materna hasta los 2 años o más”, la lactancia materna no debería de durar menos de 2 años. Las recomendaciones contrarias están basadas en opiniones personales o teorías no comprobadas.

Los factores que influyen en la edad en la que decidimos destetar son sociales, biológicos y culturales. Pero esta influencia cultural en lo que debería durar la lactancia es un hecho muy reciente (de este último siglo), sin ninguna base histórica.

El hecho de que no haya evidencia científica que aconseje destetar a una edad determinada nos hace pensar que, si todo va bien, la decisión ha de recaer en las madres que están lactando.

¿QUÉ OPINAN LAS MADRES?

La mayoría no saben hasta cuando quieren amamantar. De hecho la expectativa que tenían muchas de las madres con su lactancia difiere de lo que en realidad ocurrió. Podemos encontrarnos mujeres que deseaban lactar y por diversas situaciones no han podido hacerlo cómo y cuánto deseaban, y otras que sin mucho convencimiento optaban por el pecho y se sorprendían a sí mismas al cabo de meses o años manteniendo la lactancia materna.

En lo que sí coinciden todas es en que a medida que los bebés se van haciendo más mayores, las presiones sociales a favor del destete aumentan en detrimento de la continuación de la lactancia.

Pero afortunadamente la realidad nos dice que, a pesar de estas presiones, cada vez son más las madres que mantienen la lactancia hasta un período más duradero que esos primeros meses gracias a que:

  • Las madres están cada vez más y mejor informadassobre lactancia materna y sobre la adecuada calidad de esta leche a partir del año de vida.
  • Los organismos internacionales que promueven la lactancia materna implementan medidas que la protegen de prácticas incorrectas.
  • Hay más concienciación social para apoyar la lactancia y a las madres que desean lactar más allá de lo “bien visto” culturalmente.

¿POR QUÉ CAUSAS PODEMOS DESTETAR?

PORQUE EL BEBÉ LO QUIERA:

El destete a iniciativa del bebé antes de aproximadamente los dos años es poco frecuente. A partir de esta edad, no sabemos con exactitud en qué momento ocurrirá ni cómo será.

Unos niños pueden hacerlo de forma más paulatina, distanciando las tomas o reduciéndolas en un periodo de tiempo más largo y otros lo pueden hacer en menos tiempo.

Esta forma de destete (a iniciativa del bebé) suele ser la más fácil ya que no le ves pasarlo mal y no necesitas trucos especiales para facilitarla. Pero sí es importante que estés informada de cómo y cuándo puede ocurrir(como decíamos a partir de los 2 ó 2,5 años) para que no te pille de sorpresa o pueda ser frustrante para ti.

Tenemos que saber distinguir cuándo un bebé inicia el destete o está pasando por una huelga de lactancia. En el primer caso abandona el pecho de forma paulatina, dejando de hacer algunas tomas hasta que pasado un tiempo ya no hace más. En cambio la huelga de lactancia es una situación en la que rechaza el pecho de forma brusca y puede ser por múltiples motivos como el cambio en tu perfume o jabón, algún alimento que no hayas tomado antes, un problema en el pecho como mastitis, dolor de oídos… Si vemos que rechaza el pecho de manera repentina hemos de revisar estas causas y tener paciencia para ofrecerle el pecho con tranquilidad y cariño hasta que lo vuelva a coger. De la huelga de lactancia te hablaré más detenidamente en otro post.

PORQUE TÚ LO DESEES:

Las razones por las que tú decidas destetar son múltiples y todas totalmente válidas y respetables. No obstante, si crees que tienes que abandonar la lactancia por cualquier causa ajena a tu deseo, consulta siempre antes con una persona experta.

El momento del destete en este caso también es muy variable desde semanas o meses hasta años.

Lo ideal es que sea paulatino para evitar problemas en el pecho derivados de un drenaje inadecuado como ingurgitación o mastitis.

Cuando vamos drenando el pecho de forma más gradual, hay menos probabilidades de que se obstruyan los conductos y de que aparezcan problemas, ya que dejamos al pecho que se vaya adaptando a la disminución en la extracción.

PORQUE TENGAS QUE HACERLO SIN QUE NINGUNO DE LOS DOS LO DESEE:

Hay situaciones en las que la continuación de la lactancia es muy complicada o imposible y entonces ocurre lo que llamamos destete forzoso. Debido a que muchas de las situaciones que creemos que son incompatibles con la lactancia (enfermedades, medicamentos…) en realidad no lo son, si estás en este caso, como te decía consulta y asesórate antes de tomar la decisión.

¿POR QUÉ HABLAMOS DE DESTETE RESPETUOSO?

Hemos de tener en cuenta que cuando no es el bebé el que decide dejar el pecho, puede ser complicado para él/ella aceptar la situación. Para el bebé el pecho no es sólo alimento si no que además le ofrece protección, seguridad y amor. Por lo que en estos casos la manera más lógica de abandonar la lactancia será la que mejor respete sus necesidades.

¿CÓMO PODEMOS HACER UN DESTETE RESPETUOSO?

  • La primera recomendación que solemos hacer es NO OFRECER, NO NEGAR. Con esto queremos decir que una vez que te plantees el destete, dejes de ofrecerle el pecho (puede ser de forma gradual) pero no se lo niegues si lo pide, ya que puede ocurrir que lo demande más.
  • Tras unos días, cuando lo pida podemos distraerle jugando con él, saliendo a pasear, o aprovechando ese ratito para divertiros [email protected]
  • En algunas ocasiones (sobretodo cuando quiera mamar porque tienen hambre) podemos ofrecerle algún alimento en sustitución de la toma. Un snack saludable o una pieza de fruta pueden ayudarle a saciar su hambre.
  • Puedes probar a aplazar la toma a “cuando volvamos del parque” o “al acabar este dibujo tan chulo que estamos haciendo”. Ten en cuenta que este truco sólo lo has de utilizar a partir de los dos años, periodo en que tiene la suficiente madurez para entender y asumir la espera. Y recuerda que si le has dicho que luego le darás teta, has de hacerlo. Tiene que poder confiar en ti y así la próxima vez que la quieras aplazar te creerá y lo aceptará mejor.
  • Retirar las tomas nocturnas puede ser más complicado para unas madres que para otras. Por la noche y con sueño podemos tener menos paciencia para dialogar y negociar. Prueba lo que mejor os funciona a [email protected], ya sea empezando a dejar las tomas diurnas, las nocturnas o ambas a la vez.
  • Cuando negocies con él/ella hazle partícipe de las decisiones, con empatía y comprensión. “¿Te parece que esperemos a volver a casa para tomar teta?” “¿Y si tomas un poquito de teta y nos ponemos a jugar?, ¿te parece bien?”. Eso hará que se sienta más [email protected] y que lo acepte mejor.
  • Explícale lo que está pasando. Habla con él/ella de las razones del destete, adecuando la conversación a su lenguaje y capacidad. En unas ocasiones lo entenderá y aceptará y en otras le dará igual lo que le digas porque seguirá queriendo teta. Pero en cualquier caso, hablarlo le facilitará enormemente este cambio.
  • Busca apoyo de la gente que te rodea. Explícales qué es el destete respetuoso y por qué quieres hacerlo así, para que te ayuden por ejemplo a distraer al niñ@ cuando pida la teta.
  • Ten paciencia. Recuerda que éstos no son trucos milagro que vayan a funcionar el primer día. Un día os puede funcionar uno y al siguiente otro. Daros tiempo y si es posible no te pongas un plazo límite.
  • No le regañes cuando te pida insistentemente, háblale con calma y dulzura. Recuerda que no es algo que haya decidido él/ella y que hay que darle tiempo y cabida a sus emociones de enfado y frustración.

La mejor manera para adaptaros a este cambio es ofreciéndole siempre todo tu cariño, amor y comprensión. Llénale de besos y abrazos y daros tiempo para que todos estos trucos os ayuden y el destete se produzca de la manera más fácil para ambos.

Diana Martínez. Matrona

Cómo hacer un destete respetuoso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 × tres =

Scroll hacia arriba